Emigración cubana: !El sueño de Esperanza! #Cuba #EEUU

Santiago Arde

Por Aday del Sol Reyes/ Latidos de Cuba

56c62-manos2bde2besperanza“A ti lo que te hace falta es que tus hijos te inviten a Estados Unidos,  cuando veas eso allí vas a ver como se te quita hasta la artritis”, le dice Alina a su amiga Esperanza (mi vecina pared con pared) en una conversación, que alcanzo a escuchar desde mi casa.

Alina tiene una hija casada con un español hace varios años, y a pesar, de que a ella tampoco la han invitado a España se la pasa estimulando a sus amigas de la tercera edad a viajar por el mundo, como si la cosa fuera tan fácil.

Al parecer Alina es incapaz de descifrar que si los hijos de Esperanza no han regresado a Cuba a visitar a su madre y tampoco la han invitado “afuera” – a la tierra mágica- que quita hasta los dolores de huesos,  no es…

Ver la entrada original 271 palabras más

#DerechosHumanos en los #EE.UU: Las Cárceles de la Migra.

Niños detenidos después de entrar ilegalmente a Estados Unidos duermen en una celda en Nogales, Arizona,
Niños detenidos después de entrar ilegalmente a Estados Unidos duermen en una celda en Nogales, Arizona,

Por: Dr. Salvador Capote

En los años del siglo XVIII tras la fundación de la república, y durante casi todo el siglo XIX, a nadie en Estados Unidos se le ocurrió encarcelar a un inmigrante por el solo hecho de serlo. Hacían falta brazos para exterminar a los indios, conquistar el Oeste y arrebatar la mitad del país a los mexicanos; hacían falta europeos blancos para que la población negra –esclava primero y segregada y discriminada después- no se convirtiese en mayoría; y hacía falta mano de obra barata para impulsar el pujante desarrollo industrial capitalista y extender las líneas del ferrocarril hasta las costas del Océano Pacífico.

Continuar leyendo «#DerechosHumanos en los #EE.UU: Las Cárceles de la Migra.»

Soldados desechables

Mission, Texas.- Ya lo advirtió Calvin Coolidge: “Una Nación que olvida a sus defensores, también será olvidada”, pero a Estados Unidos parece no importarle la máxima de su ex Presidente y desecha a los soldados que pelearon sus guerras pero que no tuvieron la suerte de nacer en su territorio… simplemente los deporta.Héctor Barajas, Manuel y Valente Valenzuela, son tres casos -de miles que existen- que demuestran la doble moral de Washington que acoge con los brazos abiertos a quienes arriesgan la vida participando en sus bárbaras guerras-ocupaciones y al acabar éstas…”si te vi, ni me acuerdo”. Continuar leyendo «Soldados desechables»
A %d blogueros les gusta esto: