Al cubano que en ella no crea

Orgullosa lució en la pelea,
sin pueril y romántico alarde;
¡al cubano que en ella no crea
se le debe azotar por cobarde!

¡al cubano que en ella no crea se le debe azotar por cobarde!
¡al cubano que en ella no crea se le debe azotar por cobarde!
A %d blogueros les gusta esto: