Los presos cubanos que no existen y la nueva “Ola represiva”

Por: Iroel Sánchez

www.eladversariocubano.wordpress.com

El pasado año también usuarios de la red social Twitter  fueron encarcelados en México por difundir rumores falsos sobre ataques del crimen organizado y ello derivó en la tipificación de un nuevo delito de “perturbación del orden público”.

No son los únicos casos de este tipo que van aumentando de frecuencia con el crecimiento de espacios como blogs y redes sociales en Internet.  También está el uso  por los grandes medios y sectores de poder económico de instrumentos judiciales para evitar la difusión de verdades incómodas.

En Brasil los blogueros se han organizado para protegerse frente a lo que han llamado la judialización de la censura y en España han denunciado el intento de imponer legislaciones cada vez más represivas a quienes usen Internet para convocar protestas que terminan, como hemos visto en Europa a raíz de la reciente Huelga General, en verdaderas “olas represivas” con centenares de detenciones y rostros ensangrentados pero que distan de ser llamadas así por quienes las informan.

En el caso de Cuba, ya han pasado a ser objeto de burla los rumores, difundidos por tuiteros y blogueros organizados y pagados por Estados Unidos, acerca de la salud de Fidel, huelgas de hambre que han sido festines alimentarios, falsos tiroteos en las calles y asaltos policiales a Iglesias que nunca ocurrieron. Son “noticias” que buena parte la llamada gran prensa, lejos de cuestionar, ha difundido como ciertas y que generalmente no  han conllevado repercusiones legales ni acciones represivas de las autoridades.

Sin embargo, según el sitio de la organización Directorio Democrático Cubano (DDC) -asentada en Miami y financiada generosamente por el gobierno norteamericano- tras el paso por Cuba del huracán Sandy, que dejó en situación crítica buena parte de la región Oriental de la Isla, las autoridades cubanas sí detuvieron por pocas horas a una persona: Yaremis Flores Julián. Informa el DDC que “Yaremis había denunciado las muertes de prisioneros en la prisión de Mar Verde de Santiago de Cuba”.

Buscando en Internet, encontré el despacho de Flores Julián para Cubanet, que también recibe dinero del gobierno estadounidense: “Alrededor de 13 reclusos han muerto por ahogamiento en la prisión de Mar Verde, en Santiago de Cuba, como consecuencia del paso de la tormenta Sandy por la región oriental del país, según notifica desde La Habana la periodista independiente y colaboradoras de Cubanet Yaremis Flores”.

La redacción del DDC -”prisioneros en la prisión”-  y de Cubanet  -”periodista idependientes”- no habla muy bien de su periodismo, pero además hallé en el blog de la periodista santiaguera Adis López varias entrevistas en video de  reclusos y vecinos de la prisión de Mar Verde que desmienten lo difundido por Flores, niegan la existencia allí de un solo prisionero fallecido y agradecen la protección que se les brindó durante el paso del huracán.

Eso no fue óbice para que una decena de personas, incluyendo los autores de los bulos que mencionamos antes, vinculados todos a la representación diplomática de Estados Unidos en Cuba, acudieran al lugar donde se encontraba detenida Yaremis, para increpar a las autoridades y, siempre según DDC y Cubanet, fueran detenidas; uno de ellos, de nombre Antonio Rodiles,  permanece en prisión hasta hoy, según han informado varios medios internacionales de prensa, acusado de “resistencia”, lo que ha generado la consiguiente declaración del Departamento de Estado norteamericano y el apoyo de varias organizaciones y sitios en Internet  que reciben respaldo económico de EE.UU.

Ninguno de los medios que se ha hecho eco de esto que han llamado “Ola represiva” en Cuba, se ha detenido a buscar el origen de los acontecimientos, tampoco han dicho a sus audiencias que su nuevo mártir de la libertad de expresión es el defensor de una mentirosa. Mucho menos han buscado la opinión de los familiares de los reclusos de Mar Verde que en un momento crítico -como el paso de un huracán- pueden haber sido víctimas de las falsedades sobre la salud y la seguridad de algún ser querido, pagadas por EE.UU.

No importa, es en Cuba, y aquí los presos sólo son noticia si coinciden con la agenda que interesa a Washington. Cuando, como en Mar Verde, son protegidos y salvadados por las autoridades, no existen.

Tomado de: La Pupila Insomne

Acerca de Raúl Antonio Capote

El adversario cubano, comprometido con la verdad, la justicia y mi patria grande.

Publicado el noviembre 24, 2012 en El Adversario y etiquetado en , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. 6 comentarios.

Deja un comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 6.598 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: